lunes, 7 de marzo de 2011

Mi inspiración

por Berenjeno, el amable
                 No entiendo el porqué, pero este fin de semana no me ha venido la inspiración necesaria para escribir un texto como los de cada lunes. No se si habrá sido el carnaval o un excesivo tiempo perdido entre dormir y salir de juerga. Por ello, esta semana publicaré una pequeña serie de microrrelatos escritos por diversos autores (cuyos nombres no recuerdo) y que me han servido de inspiración para mis escritos semanales. Disfrutalos:

Madre
Ninguno de los planes con que Piero intentó asesinar a su madre había dado resultado. Otros planes de mayor audacia tenían el problema de que, eventualmente, la policía podría descubrir al culpable. Una mañana de invierno Piero terminó de imaginar el plan definitivo. Fue al puente y se lanzó. Su cadáver fue recuperado en la ribera, cien metros hacia abajo, a los dos días. El plan era perfecto. Una semana más tarde su madre moría de tristeza.

Periplo
La carta que el cartero repartió un día frío y gris; que venía aprisionada entre tres paquetes y 12 sobres; que llegó a la oficina central por la noche en la saca que un funcionario sacó de una furgoneta amarilla; que viajó miles de kilómetros desde tierras soleadas y extrañas; que recorrió carreteras polvorientas en un ruinoso autobús hasta la ciudad más cercana; que fue escrita al compás de una hamaca que se mecía bajo el parpadeo de la luz de un despiadado sol… llegó. Y un aroma a fruta tropical llenó el aire al abrir el buzón

El niño y el dragón
El dragón, echando fuego por las enormes fosas nasales, despertó de su letargo de siglos entre las tinieblas que permanentemente lo rodeaban y se trasladó, pletórico de vida, al lado de la cama del niño que lo estaba soñando. Emocionado, contempló el gesto de terror que desfiguraba el rostro del pequeño y sintió el impulso de agradecer con un beso en la frente la gracia de su resurrección. El grito del chiquillo despertó a la madre, que nunca pudo comprender porqué el niño tenía chamuscado el pelo.

Kronos
“Todavía eres muy joven.” Le dice el viejo al niño.
“Eso depende de cuándo me muera.” El niño le contesta


13 comentarios:

  1. Bellos relatos nos dejas aunque las musas no etén de tu parte.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. el último, el mejor. sin duda

    saludos
    au revoir!

    ResponderEliminar
  3. Apareció la musa inspiradora y se creó el momento,cayeron letras.. palabras y la composición cobro vida. Aunque tan volátil y frágil como de costumbre, mi inspiración se desvaneció y dejó incompleto mi decir.
    Muy sabia la respuesta del niño !!!
    Cariños Emy.

    ResponderEliminar
  4. El de Kronos el mejor.
    Genial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. a mí el que más me ha gustado es el de Periplo...Pura poesía...e imagino el aroma a fruta y a flor...mmm!!
    Que tengas una buena semana,
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. A la musa también le gusta disfrazarse, después del carnaval ya volverá, don't worry.

    ResponderEliminar
  7. Hay un tiempo para cada cosa en la vida, el de la inspiración no tiene hora de llegada ni tampoco de salida, fantásticos los relatos...
    abrazzzusss

    ResponderEliminar
  8. Elnejor relato de todos es el Ultimo,

    saludos.

    ResponderEliminar
  9. El de Kronos tiene mucha verdad. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  10. el del dragòn..¡me encantò!

    buena recopialciòn...a falta de inspiraciòn,

    saludos

    ResponderEliminar
  11. ...el del dragòn...¡me encanto!

    excelente recopilaciòn,
    a falta de inspiraciòn


    saludos

    ResponderEliminar
  12. Me gustaron un montón. Y eso que no siempre los microrrelatos acaban de tener ese toque que los hace especiales, pero éstos sí. ¿Dónde los encontraste?
    Ojalá pudiésemos manejar la inspiración a nuestro antojo. Seguro que llega durante la semana. También ella tiene derecho a salir de fiesta.
    Un saludo

    ResponderEliminar